fbpx

Filosofía de la Amistad

Dic 6, 2023 | Feminismos, Notas

 Laura F.Belli y Danila Suárez Tomé

 

*Por Agostina Mileo. El texto es una adaptación del que fue leído en la presentación del libro en Roma del Abasto el 15 de noviembre de 2023

 

Voy a empezar hablando de filosofía. Porque el primer gran valor a destacar de este libro de comunicación pública es que  responde a la intrigante pregunta: ¿de qué trabaja unx filósofx?

Para quienes no hacen filosofía, el imaginario de este oficio generalmente no tiene nada que ver con el universo del trabajo. Y el libro aclara cosas necesarias al respecto. Sobre todo, que lo que no se puede definir con exactitud no es necesariamente abstracto. Y que lo que está en disputa, lo incierto, no es por eso incomprensible. Lo subjetivo, lo inexplicable desde un sistema de causas y consecuencias, tiene también estructura racional. El trabajo de una filósofa es encontrar esas estructuras racionales para entender las experiencias que configuran la existencia. Que eso a veces haga uso de abstracciones no implica que es inmaterial, inexperimentable o que carezca de aspectos concretos. Sobre todo, el trabajo filósofico nos hace ver que, al contrario de lo que la sociedad tecnocrática en la que vivimos nos repite una y otra vez, comprender algo no conlleva poder controlarlo. Y que la estructura racional que le otorga la filosofía a las cosas no es condición de existencia en tanto las reconoce, sino en tanto las pone en común para transformarlas. El trabajo en filosofía es un servicio público no porque se desarrolla en su mayoría en el ámbito del Estado, sino porque es un punto de partida para guiar los hechos del mundo hacia nuestro deseo de mundo.

Ahora sí, yendo a la amistad quiero compartir algo que leí hace poco en el comunicado de rolingas unidos contra Milei. Dice:  “además, los ideales rolingas no tienen nada que ver con la desintegración social, la venta de niños, las armas libres y esta falsa anarquía que usa la bandera de la libertad demagógicamente para ejecutar políticas contrarias a la amistad, el asado y el vino. La libertad no es libertad de vender órganos, es algo tan grande como el cielo y las montañas y tan pequeño como una gota de rocío”. 

Una parte fundamental del libro es el lugar que tienen las amistades para desafiar nuestra manera de ver el mundo, reconfigurarla y proponernos otra. Dicen Lau y Danila: “Elegimos a nuestras amistades y somos elegidas por ellas a lo largo de nuestro tiempo en el planeta. Son las personas a las que les damos el poder de convertirnos en las personas que somos”. Esto quiere decir que si el mundo adquiere sentido con las acciones, la amistad es un fenómeno que da sentido. En la amistad hay intimidad y esto la hace constitutiva de la forma en la que vemos la realidad, un escape de la circularidad de ver el mundo a través de nosotros mismos. Entonces, el primer punto en el que creo que las políticas de Milei son anti amistad es en que no desafían nuestra manera de ver el mundo y la reconfiguran o nos proponen otra, sino que nos imponen la suya. La represión en la que se centra su idea de orden social significa no tener la posibilidad de cambiar a través del entendimiento de que el mundo es un lugar en común con otros, sino delegando la dádiva de sentido de nuestras propias experiencias.

Continuando con esto, dicen Laura y Danila: “Las amistades son relaciones que resisten ser institucionalizadas, es decir, a estar explícitamente normadas (a diferencia de las relaciones familiares y sexoafectivas); y es por ello que tienen la capacidad de formarnos y transformarnos de modo continuo, porque se dan en un contexto de libertad”. La amistad, entonces, es la mejor forma de tener ideas para resistir a las instituciones. Si las instituciones pasan a ser nuestra resistencia contra la realidad, como propone Milei,  la amistad se vuelve más débil.

Mi parte favorita del libro, que es la de las reflexiones sobre la amistad con otros animales, me permitió pensar el negacionismo del cambio climático como otra forma de política contraria a la amistad. Milei reconoce tres derechos: la libertad, la vida y la propiedad. La negación del derecho a un ambiente sano nos niega como humanos, entendidos en el libro como seres de la naturaleza interrelacionados con otros seres vivos, con los que coevolucionamos desde la interdependencia. Y si, como propone el texto, se reconoce que los animales tienen particularidades y necesidades propias y que son individuos, se impone sobre ellos la condición de persona. Como las personas tienen derechos, el derecho al ambiente tendría así también un basamento amical ya que no sería solo patrimonio de la humanidad. Su negación es una política anti amistad en tanto impide, como dice este hermoso capítulo “abrirnos a la posibilidad de reconocer otras subjetividades, su valor y de qué modo esas presencias moldean tanto nuestras identidades como el mundo que juntos habitamos”.

Por último, hace poco escuché a Martín Kohan decir que Milei solo reconoce dos relaciones sociales: producción y consumo. En su marco teórico (el de Milei, no el de Martín) hay una idea de madurez social en la que estas únicas dos relaciones que existen entre personas llegan a un equilibrio que las libera de la tutela infantil del Estado. Cuando Laura y Danila hablan de la amistad en la adultez, nos muestran que, si bien la amistad es un ideal moral, no es hoy un ideal de vida, ya que la adultez es un momento en el que hay disminución, distanciamiento y reducción en la diversidad de las amistades. El hecho de que, sin embargo, las amistades adultas sean el modelo de la reflexión filosófica sobre el tema está fuertemente ligado con que el modelo del libre mercado sea el de la madurez social, ya que la amistad es algo que en la vida centrada en la producción se hace “si queda tiempo” después de hacer “lo importante”. Y la familia o la pareja son importantes porque son precondiciones de la vida productiva.

De hecho, basta con reconocer que a las personas que tenemos vidas basadas en la construcción de la amistad y no de otras relaciones como la pareja o la filial nos dicen adolescentes. Pero aunque las políticas contrarias a la amistad hagan que los adultos la rezaguen o desjerarquicen, siempre está ahí, porque lo verdaderamente importante soporta no ser lo principal. 

Quienes vivimos vidas feministas para las que consideramos central la resistencia a la familia tradicional basamos nuestro sistema de afectos en la amistad. Pero a pesar de que la amistad resista normas, imposiciones y mandatos, la sociedad suele leerla como algo más endeble en tanto no es obligatoria. El miedo de los demás a que no los elijan si no tienen que hacerlo o les conviene nos cae encima de muchos modos, pero uno muy frecuente es el terror a la soledad en la vejez que para muchos es una consecuencia inevitable de no ceder al imperativo de la familia tradicional. Algo que Laura y Danila también desafían al hablar de amistad en este período de la vida y de cómo además puede darse intergeneracionalmente. En ese sentido pensando en los amigos (y enemigos) imaginarios que también aparecen en el libro y que son centrales para fortalecer nuestros argumentos filosóficos cuando recién los empezamos a imaginar, pensar en la amistad me regala este diálogo aún inexistente:

¿No te gustaría tener con quién envejecer? Sí, por eso tengo. 

 

Si te gusta o te sirve lo que hacemos te invitamos a apoyarnos potenciando nuestros proyectos, haciéndote socie del #ClubEcofeminita o realizando una donación.

TwitterTelegramFacebookWhatsApp

Notas relacionadas

Juntas y organizadas: los feminismos ante…

Juntas y organizadas: los feminismos ante…

Apenas asumido, el gobierno plantea medidas autoritarias que profundizan la pobreza y la desigualdad. Cómo queda la agenda de género Foto: Victoria Gesualdi / Télam Por: Ecofeminita Terminamos el año con Javier Milei como presidente, quien, a 10 días de su asunción,...

Las nuevas derechas tejen sus estrategias…

Las nuevas derechas tejen sus estrategias…

Las informaciones falsas y los discursos de odio son las herramientas fundamentales para los antiderechos que atacan las agendas de género. Foto: Edgardo Gómez En este último trayecto hacia la definición de las elecciones presidenciales somos muchas las personas...

Mirada feminista: hay salida y no…

Mirada feminista: hay salida y no…

Tras el resultado de las PASO, se plantea la necesidad de pensar agendas que garanticen derechos e igualdad. Foto: Cippec Por: Ecofeminita El domingo pasado se expresó en las urnas que el candidato más votado fue Javier Milei. Si bien apareció como una sorpresa, cabe...

Aportes de los feminismos al debate…

Aportes de los feminismos al debate…

La autonomía en la salud y el derecho de morir es un tema que falta discutir en profundidad. Para hacerlo es necesaria la pluralidad de miradas.   Con varios proyectos presentados en los últimos dos años que buscan regular el derecho a la muerte médicamente...

Los feminismos y las elecciones: ¿qué…

Los feminismos y las elecciones: ¿qué…

La agenda de género tuvo muy pocos avances, es crucial cómo se plantearán los feminismos la lucha por el cumplimiento en lo que queda del año. Foto: Télam Habemus formulas, precandidatos y precandidatas de los distintos frentes de cara a la primera etapa del proceso...

La menstruación (no)será televisada

La menstruación (no)será televisada

El 28 de mayo se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Salud Menstrual con el objetivo de reivindicar a la menstruación como parte necesaria de la agenda pública. En esta nota se analiza el rol de las campañas publicitarias de "visibilización" en la...

Días Rojos

Días Rojos

La conquista de los derechos menstruales Por Eliana Marioli, Nuria Canillo e Ivana Teijón La siguiente nota se basa en Canillo, Nuria; Marioli, Eliana; López Fundaró; Lautaro y Teijón, Ivana (2019). ¿Qué lugar ocupan las trabajadoras en el Convenio Colectivo de...

#28M Activismo menstrual para una sociedad…

#28M Activismo menstrual para una sociedad…

De cara a un nuevo 28M, Día Mundial de la Salud Menstrual, seguimos exigiendo que la menstruación sea reconocida como un derecho y queremos que cada vez más personas se sumen a este reclamo. Por eso armamos estos materiales descargables, para que puedas salir a pegatinear en tu barrio, compartir en tus redes y sumarte a la ola roja.

¿El FMI es feminista? La (in)sostenibilidad…

Por Justina Lee Cuatro puntos claves para entender por qué el acuerdo con el FMI impide avanzar contra la desigualdad de género, y está lejos de tener una mirada feminista. Estamos viviendo momentos turbulentos en la economía argentina que se relacionan directamente...

Conquistas y límites de los feminismos…

Conquistas y límites de los feminismos…

En un año electoral que enfrenta grandes tensiones económicas, en el marco de un programa con el Fondo Monetario Internacional y en una coyuntura geopolítica que incluye una guerra en suelo europeo es necesario posicionar y jerarquizar la agenda feminista.